Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

Cumpliendo un mesecito, ya solo quedan ocho.

Ayer concluyó mi cuarta semana en Southampton. Por un lado, me parece que fue ayer cuando llegué, pero si pienso en todo lo que he hecho se hace muuuy largo. Esta última semana comenzó con un fantástico paseo por la playa con la mami que me aloja, una amiga suya y los tres perros (Chip, Max y Cassie), ¡cómo se lo pasaron! Y qué a gusto se estaba...


Después nos fuimos a desayunar un bagel con cream cheese a un café en el centro del pueblo y a casa a organizar todo para el martes.  He comenzado una nueva clase a primera hora en High School y el resto del día lo paso en Intermediate School. Es muy interesante, ya que dan arte en español, así que yo también aprendo ;). Aproveché el tiempo del entrenamiento de voleibol el lunes y el martes para perderme un poco... (o mucho :P) El primer día decidí ir al centro de Southampton para dar una vuelta e ir orientándome. Llegué pronto y más fácil de lo que pensaba, ¡había aceras! Nunca me habría imaginado que una acera me iba a hacer tanta ilusió…

Cosas que pasan cuando eres auxiliar de conversación I

Que te piden como favor ir a Manhattan para dejar unas cosas y recoger otras: Y yo, constipada, pues cojo y voy, ¿quién puede desaprovechar la oportunidad de pasar el día en Manhattan gratis? Eso sí, el bolso pesaba un poco por lo que tenía que llevar de vuelta, pero yo tan contenta. Aprovechando el día para atender un poco a la burocracia, ver los primeros colores otoñales en Central Park, comer una de mis hamburguesas favoritas... taaan relajada estaba, taaan a gusto sentada en mi piedra observando a la gente pasar. Y de repente se empieza escuchar:  sssshhhhhhhh. Y todos mirando hacia arriba, ¿qué es? ¿viento? Nooo, una tromba de agua que tarda 10 segundos desde que la escuchas hasta que te cae la primera gota por la frondosidad de los árboles. El tan precioso día se transformó en el diluvio universal.  Fin de la historia: calada en el autobús y más de 3h de viaje por el tráfico y la lluvia. Moraleja: si el canal del tiempo te dice que va a llover, coge el paraguas, no matter what.








Estableciendo una rutina: el día a día.

Ya llevo dos semanas de clase, aunque solo han sido 6 días, ya que trabajo de martes a jueves. En EEUU el día comienza antes, las clases empiezan a las 7.30, por lo que a las 6 y algo hay que estar arriba (gracias al cambio horario esto no está siendo ningún problema, eso sí, a las 21.30 ya no puedo más).

Cuando llego voy directa a la biblioteca puesto que estas dos semanas no he tenido los dos primeros periodos (1). Allí me encuentro con una de las profesoras a las que ayudo y planificamos las clases del día, pero antes de nada... son las 7.30 y llega el Juramento de Lealtad recitado normalmente por el director, un señor muy agradable. Así que toca levantarse, ponerse la mano en el corazón, mirar a la bandera (siempre tiene que haber una a la vista) y guardar los segundos de silencio que se piden al terminar. Después llegan los "morning announcements" y se relatan los diferentes acontecimientos y noticias del día. A las 7.35 ya podemos seguir con lo nuestro.

Las clases en las…

El inicio (mis primeros 10 días en EEUU)

Lo que he aprendido: Que cada día, en cada evento oficial, se recita el Juramento de Lealtad (Pledge of Allegiance) frente a la bandera. Que los autobuses escolares paran cuando van a cruzar un paso a nivel y abren las puertas por si ocurre algo mientras pasa el autobús para que la gente pueda salir.Que no en todos los sitios hay transporte público y sin coche no eres nadie (o la única persona que va caminando, lo cual no es fácil porque hay muchas zonas sin aceras).Que cuando te mudas a EEUU sola, la gente se vuelca para que tu estancia sea la mejor posible.Que hay lugares en los que se trabaja mucho, pero el esfuerzo se recompensa.Que no debo irme sola de ruta porque puedo acabar llena de garrapatas.Que tener teléfono móvil es muy caro en comparación con España, y aun así no es nada para un sueldo americano, todos te miran raro cuando te quejas de lo que estás pagando porque ellos pagan un mínimo de 60$.Que las clases de sevillanas de cuando tenía 7 años sirven para amenizar una comi…